Skip to main content

Full text of "Recursos para la Escuela Sabatica (2do. Trimestre 2008)"

See other formats


LECCIÓN 




Año A 
(/ Segundo trimestre I 
Lección 1 1 | 



Sigúeme 



Referencias 

Lucas 5:1-11; Juan 1:35-42; El Deseado de todas ¡as gentes, pp. 211- 216. 

Versículo para memorizar 

"Ustedes son mis amigos" (Juan 15:14). 

Objetivos 

Los niños: 

Sabrán que Jesús desea que seamos sus amigos y ayudantes. 
Sentirán que pueden ayudar a Jesús y ser sus amigos. 
Responderán buscando formas para ser ayudantes de Jesús. 

Mensaje 



Los amigos de Jesús se ayudan mutuamente. 



Breve introducción a la lección 



Resumen de la lección 

Andrés, un pescador, encontró a 
Jesús y se lo presentó a su hermano 
Pedro (también conocido como Simón) 
que era otro pescador. Más tarde, 
Andrés, Pedro, y sus amigos Santiago y 
Juan, estaban terminando una noche de 
pesca cuando Jesús vino a la playa. Esa 
mañana él subió en el barco de Pedro y 
Andrés y les pidió que lo alejaran un 
poco de la orilla, de modo que la gente 
que se había reunido a su alrededor pu- 
diera escuchar. Entonces Jesús les dijo 
que lanzaran sus redes en aguas más 
profundas. Ellos lo hicieron y pescaron 
tantos peces que tuvieron que llamar a 



sus amigos, Santiago y Juan, para que les 
ayudaran a sacar las redes del agua. Jesús 
los invitó a seguirle y llegar a ser pesca- 
dores de hombres. 

Esta lección es acerca de la 
comunidad 

Las personas que se interesan en los 
demás buscan formas de ayudarse mu- 
tuamente. Jesús ayudó a Andrés y a 
Pedro a pescar una gran cantidad de 
peces. Santiago y Juan los ayudaron a 
sacar las redes, y todos ellos llegaron a 
ser amigos especiales de Jesús. Nosotros 
también podemos ser sus amigos, 
cuando ayudamos a otros y buscamos 



ONCE 



Desarrollo del programa 



ACTIVIDADES 



MATERIALES NECESARIOS 



O 



Cuando Salude a los estudiantes en la 

lleguen puerta; escuche sus gozos y 

preocupaciones 



Actividades 
preliminares 



^P Oración 

y alabanza* 

O 



A. ¡Vamos a pescar! 



B. Sigúeme 

C. Amigos y ayudantes 



Papeles, pegamento o cinta de 

pegar, objetos de poco peso, 

canasta para la ropa, bolsa o caja 

Ninguno 

Papel, materiales de dibujo 



Ver página 96. 

*En cualquier momento del programa 

se puede orar o alabar a Dios con un 

canto. 



Lección bíblica hasta 20 Aplicación de la historia 



Cinta de pegar o sábana, red de 
pescar 



Estudio bíblico 



Versículo para memorizar 



' Aplicando 
la lección 



O 



Varios recipientes o bolsas, objetos 
pequeños 



Compartiendo 
la lección 



Ayudantes de jesús 



Sobres, figuras para recortar (vea la 
p. 1 1 6), materiales de dibujo, tijeras 



maneras de hablar a otras personas 
acerca de Jesús. 

Para el maestro 

"La lección más profunda que el mila- 
gro impartió a los discípulos, es una lec- 
ción para nosotros también; a saber, que 
Aquel cuya palabra juntaba los peces ole 
la mar podía impresionar los corazones 
humanos y atraerlos con las cuerdas de 
su amor, para que sus siervos fuesen 
'pescadores de hombres'. 

"Eran hombres humildes y sin letras 
aquellos pescadores de Galilea; pero 
Cristo, la luz del mundo, tenía abun- 
dante poder para prepararlos para la po- 
sición a la cual los había llamado" (El 
Deseado de todas las gentes, p. 214) 



"En los apóstoles de nuestro Señor no 
había nada que les pudiera reportar glo- 
ria. Era evidente que el éxito ole sus labo- 
res se debía únicamente a Dios. La vida 
de estos hombres, el carácter que adqui- 
rieron y la poderosa obra que Dios realizó 
mediante ellos, atestiguan lo que él hará 
por aquellos que reciban sus enseñanzas 
y sean obedientes" (ibid., pp. 215, 216). 

¿Responde voluntariamente a la invi- 
tación de ser "pescador de hombres"? 
¿Tiene voluntad para seguir a Cristo don- 
dequiera que lo llame? ¿Es usted dócil y 
obediente? 

Decoración del salón 

Vea la lección n° 1 . Si es posible, siente 
a los niños cerca de la escena de la playa. 



LECCIÓN 11 



Programa 



Bienvenida 

Dé la bienvenida a cada niño en la puerta. Pregúnteles cómo pasa- 
ron la semana: qué los hizo felices o les preocupó. Pregunte si tienen 
algo que quisieran compartir acerca de la lección bíblica de esta se- 
mana. Comiencen las actividades preliminares que usted seleccionó. 



Actividades preliminares 

Elija las actividades más apropiadas para su situación. 



Necesita: 

□ papeles de 
1 cm x 1 7 
cm (una 
por cada 
niño) 

□ pegamento 
o cinta de 
pegar 

□ varios obje- 
tos de poco 
peso como 
plumas, pe- 
queños glo- 
bos, 

pedazos de 
pannuelos 
desecha- 
bles, hojas 
(cualquier 
cosa que 
pueda so- 
plarse en el 
piso) 

□ canasta o 
caja para la 
ropa 



A. ¡Vamos a pescar! 

Con anticipación: prepare un tubo enrollando un papel para que cada 
niño sople (como popote o pajilla) y asegúrelo con cinta de pegar o pega- 
mento. En una parte del salón (o en varias si tiene un grupo grande) colo- 
que una "red" hecha con una canasta de ropa o una caja de lado. 

Diga: Voy a pescar. Estos son mis peces imaginarios y voy a ver 
cómo puedo pescarlos. Empiece el ejercicio usando el tubo soplador para 
soplar a los "peces" (objetos de poco peso) en la red sin tocarlos con las 
manos. Que otro adulto deje caer el resto de "peces" alrededor de usted. 
Diga: ¡Oh, no! No puedo hacerlo todo yo sola; ¿Pueden ayudarme? 
Dé a cada niño un tubo soplador para que le ayuden a soplar todos los 
peces en la "red" o "redes". 



Para reflexionar 

Concédales tiempo para responder cuando dice: ¡Muchas gracias por 
ayudarme! ¿Cómo se sintieron cuando les pedía ayuda? Lo hici- 
mos muy rápido cuando trabajamos juntos, ¿verdad? ¿Ustedes 
son muy buenos ayudantes! Hoy en la Escuela Sabática, vamos a 
aprender la historia cuando Jesús les pidió a unas personas que 
fueran sus ayudantes especiales. Vamos a decir nuestro mensaje: 



LOS AMIGOS DE JESÚS SE AYUDAN MUTUAMENTE. 



or Preschoolers (Colorado Springs, CO: Group 



LECCIÓN 1 1 



B. Sigúeme 

Siente a los niños en el piso en un círculo. Elija un niño para ser "invitador". 
"Invitador" caminará alrededor del círculo y tocará suavemente la cabeza de los 
niños y dirá, "persona, persona, discípulo". Cuando "invitador" diga "discí- 
pulo", el niño que haya tocado se levantará y se tomará de la mano con "invita- 
dor" . Luego continuarán dando la vuelta alrededor del círculo tocando a los 
niños y diciendo "persona, persona, (etc), discípulo". Cada persona que al to- 
carla le dicen "discípulo" se unirá a la cadena de "invitador" hasta formar una 
gran cadena. Juegue hasta que todos los niños sean parte de la cadena. 

Para reflexionar 

Concédales tiempo para responder cuando les pregunta: ¿Cómo se sintie- 
ron cuando llegaron a ser discípulos? ¿Tenía alguien temor de que no 
lo tocaran? En nuestra historia bíblica de hoy, vamos a aprender 
acerca de cuando Jesús pidió a las personas que fueran sus discípulos. 
Los discípulos de Jesús eran sus amigos y ayudantes especiales. Ellos 
ayudaban a Jesús y también a otras personas. Y eso es lo que Jesús 
desea que hagamos. 

IOS AMIGOS DE JESÚS Sí AYUDAN MUTUAMENTE. 



Repítanlo conmigo. 



jr Children's Church, por Jolene RoehIKepartain (Colorado Springs, 



C. Amigos y sus ayudantes 

Utilizando sus materiales de dibujo para que cada niño dibuje a un amigo o i ; 

miembro de su familia haciendo algo que les gusta hacer juntos. 



Para reflexionar 

Concédales tiempo para responder cuando pregunte: ¿Quisieran compar- 
tir su dibujo con el grupo? ¿Quién está en el dibujo contigo? ¿Qué 
están haciendo juntos? ¿Qué les gusta hacer con sus amigos? ¿De qué 
les gusta platicar? ¿Cómo pueden los amigos ayudarse unos a otros? 
¿Sabían que Jesús tuvo amigos y ayudantes? A él le gustaba platicar 
con ellos así como a ustedes les gusta. También le gustaba hacer cosas 
con sus amigos. Ellos eran sus ayudantes. Nosotros podemos ser ami- 
gos de Jesús y también ser sus ayudantes. Podemos ayudar en la 
Escuela Sabática. Podemos ayudar en la casa. Recuerden: 

LOS AMIGOS DE JESÚS SE AYUDAN MUTUAMENTE. 



□ papel 

□ útiles para 
dibujo 



LECCIÓN 11 



© 



Lección bíblica 



Necesita: 

□ algo para 
representar 
la red de 
pescar 

□ cinta para 
pegar o 
sábana 



Aplicación de la historia 

Con anticipación trace la silueta 
de un barco en el piso con la cinta 
de pegar o extienda la sábana en 
el piso para representar el barco. 
Lea o cuente la siguiente historia a 
los niños mientras ellos ayudan con 
la mímica: 

Lea o relate la historia. 
Un día hace mucho, mucho 
tiempo, Jesús estaba contando sus 
historias. ¿A quién le gusta escu- 
char historias? 

¡Jesús era el mejor narrador de histo- 
rias! Todos querían escucharlo. Les decía 
a todas las personas que las amaba. Ese 
día Andrés, un pescador, escuchó a 
Jesús. ¿Qué hacen los pescadores? 
¿Creen que pescaban los peces con sus 
manos? Algunas personas ahora pescan 
con cañas de pescar. Más o menos 
hacen así (Haga el movimiento de lanzar y 
recoger el hilo con una caña de pescar.) 
Vamos a imaginar que nosotros estamos 
pescando con una caña de pescar. 
(Hagan los movimientos ¡untos.) Andrés 
no usaba una caña de pescar porque ne- 
cesitaba pescar muchos peces, para ven- 
derlos y comprar comida y ropa. Los 
pescadores como Andrés usaban ¡unas 
redes grandes y pesadas! Eran como sá- 
banas grandes con muchos agujeros pe- 
queños; así el agua podía pasar a través 
de los hoyos, pero los peces no podían. 
Los peces quedaban atrapados en la red. 
¿Podemos simular que estamos levan- 
tando una pesada, pesada red, por la ori- 
lla del barco? (Haga el movimiento con los 
niños.) 

Andrés estaba escuchando a Jesús 
contar historias y él escuchó una verda- 
deramente, verdaderamente, verdadera- 
mente, ¡buena noticia! ¿Saben cuál era? 
Ven, ¡y te la diré! (que un niño venga al 



frente y dígale al oído,) "¡Jesús te ama! 
Dilo a tus amigos" (Anímelos a que se 
cuenten en voz baja las buenas noticias 
unos a otros hasta que todos las hayan es- 
cuchado.) ¿Cuáles son las buenas noti- 
cias? ¡Sí, Jesús te ama! Andrés estaba 
emocionado. Él corrió a contarle a su 
hermano Pedro. ¡Pedro también estaba 
emocionado! 

Al poco tiempo, Andrés y Pedro esta- 
ban remendando sus redes en su barco 
cuando Jesús estaba contando historias a 
la gente. Andrés y Pedro estaban muy 
cansados, porque habían estado despier- 
tos toda la noche pescando. Pero se sen- 
tían felices de escuchar a Jesús. Jesús 
entró en su barco para que todas las per- 
sonas pudieran escucharlo mejor. ¿Quién 
quiere ir y sentarse en el barco? (Señale 
la silueta del barco hecha con cinta o la 
sábana en el piso. Deje que se turnen en 
grupos de pocos niños). Después de un 
rato, Jesús le pidió a Andrés y a Pedro 
que hicieran algo realmente extraño. Les 
pidió que regresaran a sus barcos para 
pescar. Pero los pescadores siempre pes- 
caban en la noche. ¿Nadie pescaba con 
redes en el día! Pero Pedro y su hermano 
Andrés regresaron mar adentro en su 
barco cuando les dijo que lo hicieran. 
Vamos todos a sentarnos en el barco. 
(Deles tiempo.) Remaron, retirándose de 
la orilla. Imaginemos que estamos todos 
remando. (Muévanse como si estuvieran 
remando), y sacaron sus pesadas redes. 
Imaginemos que sacamos las redes por 
la orilla del barco para que se sumerjan 
en el agua. (Haga ios movimientos de le- 
vantar y poner las redes en el agua.) 

¿Pueden imaginar lo que pasó? (Deles 
tiempo.) ¡Pedro y Andrés no podían cre- 
erlo! ¡Tantos peces nadaban en sus redes 
que cuando trataron de sacarlas estaban 
demasiado pesadas! (Haga movimientos 



LECCIÓN 1 1 



de levantar las pesadas redes.) Tuvieron 
que pedir ayuda a sus amigos Santiago y 
Juan en el barco cercano, para sacar las 
redes del agua! ¿Pueden simular que se 
ayudan unos a otros? (Deles tiempo.) 

Finalmente, las redes y todos los pes- 
cados estaban en la orilla. Entonces Jesús 
tuvo algo especial para decirles a Andrés, 
Pedro, Santiago, y Juan. Él les dijo: 
—Síganme, y yo los haré pescadores de 
hombres (Mat. 4:19). ¡Jesús no quiso 
decir que iban a usar redes para pescar 
gente cuando estuvieran nadando! ¡Eso 
sería muy extraño! Jesús quiso decir que 
deseaba que ellos fueran sus ayudantes 
especiales! Él quería que Andrés, Pedro, 
Santiago y Juan lo ayudaran a decirle a la 
gente que él los amaba. 

Jesús tenía doce amigos y ayudantes 
especiales. Nosotros los llamamos los 
doce discípulos. Y Jesús desea que noso- 
tros seamos sus discípulos. ¡Nosotros 
también podemos ayudarlo! ¿Cómo? 
Amando y ayudando a otros. Porque los 
miembros de la familia de Dios se ayu- 
dan unos a otros. 

Para reflexionar 

Concédales tiempo para responder: 
¿Cómo se sentirían si trabajaran 
toda la noche y no pescaran ni un 
solo pez? ¿Cómo se sentirían si tu- 
vieran tantos peces en sus redes 
que ni siquiera pudieran sacarlas y 
ponerlas en su barco? ¿Saben que 
Jesús desea que sean sus amigos es- 
peciales y también sus ayudantes? 
¿Cómo podemos hacer eso? 
¡Podemos ser amigos especiales y 
ayudarnos unos a otros! 

Recuerden: 

IOS AMIGOS DE JESÚS SE AYU- 
DAN MUTUAMENTE 



Estudio bíblico 

Abra su Biblia en Lucas 5:1 al 1 1 . 
Señale el texto y diga: Aquí encontra- 
mos la historia de hoy en la 
Palabra de Dios, la Biblia. Señale los 
versículos mientras lee en voz alta, para- 
fraseando si es necesario. 

Para reflexionar 

Pregunte: ¿Quién era el hermano 
de Andrés? (Andrés.) ¿Qué hacían 
Pedro y Andrés para vivir? (Eran pes- 
cadores.) ¿Cuando Jesús llegó cerca, 
¿Qué dijo a los dos hermanos que 
hicieran? (Regresen a pescar.) ¿Qué 
pasó cuando Andrés y Pedro volvie- 
ron a pescar? (Pescaron una gran can- 
tidad de peces.) ¿Quién los ayudó a 
sacar las redes? (Santiago y Juan.) 
¿Qué quiso decir Jesús cuando dijo 
a Pedro y Andrés, Santiago y Juan 
que serían pescadores de hombres? 

Versículo para memorizar 

Abra su Biblia en Juan 15:14 y 
diga, aquí es donde se encuentra 
nuestro versículo de memoria en la 
Palabra de Dios, la Biblia. Señale 
cada Palabra mientras lee en voz 
alta. 

Diga: Vamos a practicar nuestro 
versículo de memoria con los si- 
guientes movimientos mientras lo 
decimos: 

Ustedes (señale a otros). 

son mis (señálese). 

amigos (Abrácese). 

Juan 15:14 (¡unte las palmasy ábralas 
como si leyera un libro). 



LECCIÓN 11 



ORACIÓN Y ALABANZA 



Comunión 

Dé la bienvenida a todos los niños, en particular a las visitas. Celebre los 
cumpleaños y dé los anuncios. Repase el versículo para memorizar de la se- 
mana pasada. 
Cantos sugerentes 

"Una buena acción" (Alabanzas infantiles, n° 1 03). 

"Hagamos el bien" (Alabanzas infantiles, n° 1 05). 

"Los niñitos de Cristo" (Alabanzas infantiles, n° 1 1 3). 

"Voy a ayudar" (Alabanzas infantiles, n° 114). 
Misión 

Utilice el folleto Misión para niños. 
Ofrenda 

Continúe usando el mismo recolector de ofrenda durante este mes. 
Diga: Nuestro mensaje de hoy dice que los miembros de la familia 
de Dios se ayudan unos a otros. Así es cuando traemos nuestras 
ofrendas a la Escuela Sabática, porque nuestras ofrendas ayuda- 
rán a otros a aprender acerca del amor de Dios. 
Oración 

Pida a los niños que piensen en dos personas con las 
que están agradecidos. Dé a cada niño dos etiquetas en- 
gomadas o rodee dos dedos con un pañuelo descartable 
para representar a las dos personas con las que está agra- 
decido. Agrupe a los niños de a tres y que cada uno diga: 
"Gracias Jesús por...", nombrando a las dos personas. 



Necesita: 

□ etiquetas 
engomadas 
o pañuelos 
descartables 



;r momento durante el program, 






LECCIÓN 1 1 



^6^ Aplicando la lección 


Necesita: 






□ varios con- 


¿Puedo ayudar? 


Realmente aprecié la ayuda que me 


tenedores 


Esparza los objetos pequeños sobre el 


dieron. ¡Son buenos ayudantes! 


bolsas 


piso o simule que se le caen. Diga: ¡Oh, 


Pueden ser buenos ayudantess de 


□ numerosos 


no, qué desastre! ¿Pueden ayu- 


Jesús, también. Somos ayudantes 


objetos pe- 


darme a recoger todas estas cosas? 


de Jesús cuando ayudamos a otros. 


queños 


Concédales tiempo para que le ayuden. 


Recuerden: 


para tirarlos 


Diga: Gracias por su ayuda. 




al piso (pe- 




IOS AMIGOS DE JESÚS SE AYU- 


queñas gra- 


Para reflexionar 


DAN MUTUAMENTE. 


pas de 


Concédales tiempo para que respon- 




papel, boli- 


dan cuando pregunte: ¿Cómo se sin- 


Repítanlo conmigo. 


tas o cuen- 


tieron cuando vieron todo lo que 




tas de 


necesitaba levantar y limpiar? 




rosario, 
palillos, 
canicas, 
monedas, 
frijoles, etc.) 






^W Compartiendo la lección 





Ayudantes de Jesús 

Con anticipación, reproduzca una pá- 
gina con ropas de papel para cada niño 
(p. 116). En cada sobre escriba: "Mi 
cuarto" o "Mi gaveta". Deje que los 
niños decoren el sobre, recorten los ves- 
tidos de papel y los decoren; luego, coló- 
quelos en el sobre y llévelos a casa. 

Para reflexionar 

Conceda tiempo para las respuestas 
cuando pregunte: ¿Cómo se sienten 
cuando mami o papi les pide que 
guarden sus juguetes o ropa? 
¿Tienen ellos que pedirles más de 



una vez? ¿Cómo podemos ser ayu- 
dantes de Jesús en el hogar? 
Muestren las ropas recortadas y 
guardadas en el sobre a su familia 
y cuéntenles que quieren ser un 
buen o una buena ayudante de 
Jesús. 

Recuerden: 

IOS AMIGOS DE JESÚS SE AYU- 
DAN MUTUAMENTE. 

Vamos a decirlo una vez más. 



Clausura 

En la oración de clausura, pida a Jesús ayuda para que los 
niños recuerden mostrar amor al ayudar en el hogar. 

Anime a un niño a orar por el grupo. Desee a cada uno 
una buena semana. 



Necesita: 


□ sobre (o 


papel do- 


blado a la 


mitad) para 


cada niño 


□ 6 vestidos 


de papel re- 


cortados 


para cada 


niño (vea p. 


116) 


□ tijeras 


□ materiales 


de dibujo